15 emotivos poemas para mi madre que te harán sentir su amor eterno

Las madres son seres maravillosos que nos dan la vida, nos crían y nos aman incondicionalmente. Son nuestras confidentes, nuestras protectoras, nuestras consejeras y nuestras amigas. Por ello, es importante demostrarles cuánto las queremos y apreciamos. Una forma muy especial de hacerlo es a través de la poesía. En este artículo, te presentamos 15 emotivos poemas dedicados a las madres que te harán sentir su amor eterno.

Índice
  1. Madre, tú eres mi todo
  2. Madre, mi primera palabra
  3. Madre, mi luz divina
  4. Madre, mi roca sólida
  5. Madre, mi ángel guardián
  6. Madre, mi heroína
  7. Madre, mi corazón
  8. Madre, mi ángel de la guarda
  9. Madre, mi maestra
  10. Madre, mi confidente
  11. Madre, mi amiga
  12. Madre, mi fuente de amor
  13. Madre, mi estrella brillante
  14. Madre, mi ángel celestial

Madre, tú eres mi todo

Madre querida, eres mi todo,
mi luz en la oscuridad,
mi guía en el camino,
mi fuerza en la debilidad.

Eres mi amiga fiel,
mi confidente más leal,
mi apoyo en las caídas,
mi consuelo en el mal.

10 poesías cortas que halagan la belleza de una mujer hermosa10 poesías cortas que halagan la belleza de una mujer hermosa

Gracias por tu amor inmenso,
por tus besos y tus abrazos,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por ser mi madre, mi ángel y mi amado tesoro.

Madre, mi primera palabra

Madre, mi primera palabra,
mi primer amor, mi primer hogar,
mi refugio seguro en el mundo,
mi razón de ser, mi fuente de paz.

Eres mi sol en los días grises,
mi aliento en las noches frías,
mi alegría en las risas y en las lágrimas,
mi fortaleza en las pruebas de la vida.

10 frases de amor decepcionado que te ayudarán a sanar tu corazón10 frases de amor decepcionado que te ayudarán a sanar tu corazón

Gracias por tu amor incondicional,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tu eterna paciencia y comprensión,
por ser mi madre, mi guía y mi gran bendición.

Madre, mi luz divina

Madre, mi luz divina,
mi ángel protector, mi estrella brillante,
mi corazón lleno de amor y de bondad,
mi alma llena de gratitud y de felicidad.

Eres mi fuerza en las batallas,
mi paz en los momentos de dolor,
mi guía en los caminos difíciles,
mi alegría en los días de sol.

Poemas románticos para conquistar - Deja hablar tus sentimientosPoemas románticos para conquistar - Deja hablar tus sentimientos

Gracias por estar siempre a mi lado,
por tus palabras de aliento y de sabiduría,
por tu amor inmenso e infinito,
por ser mi madre, mi amiga y mi gran tesoro.

Madre, mi roca sólida

Madre, mi roca sólida,
mi apoyo incondicional, mi consuelo,
mi maestra sabia, mi ejemplo a seguir,
mi guía en el camino de la vida.

Eres mi refugio en las tormentas,
mi faro en la oscuridad,
mi fuerza en las debilidades,
mi ángel en la adversidad.

Gracias por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tus consejos y tus palabras de sabiduría,
por tu amor incondicional e infinito,
por ser mi madre, mi amiga y mi gran bendición.

Madre, mi ángel guardián

Madre, mi ángel guardián,
mi protectora, mi guía divina,
mi confidente, mi compañera de vida,
mi fuente de amor y de luz.

Eres mi escudo en las batallas,
mi voz en el silencio,
mi paz en los momentos de temor,
mi alegría en los días de felicidad.

Gracias por tu amor incondicional e infinito,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por ser mi madre, mi amiga y mi gran tesoro.

Madre, mi heroína

Madre, mi heroína,
mi guerrera valiente, mi luchadora,
mi protectora, mi defensora,
mi amiga fiel, mi consejera sabia.

Eres mi escudo en las batallas,
mi voz en el silencio,
mi luz en las tinieblas,
mi alegría en los días de sol.

Gracias por tu amor incondicional,
por tus sacrificios y tus esfuerzos,
por tu paciencia y tu comprensión,
por ser mi madre, mi ángel y mi gran bendición.

Madre, mi corazón

Madre, mi corazón,
mi fuente de vida, mi razón de ser,
mi amiga fiel, mi confidente,
mi cálida luz en el camino.

Eres mi alegría en las risas,
mi consuelo en las lágrimas,
mi guía en los caminos difíciles,
mi paz en los momentos de dolor.

Gracias por tu amor inmenso e infinito,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por ser mi madre, mi guía y mi gran tesoro.

Madre, mi ángel de la guarda

Madre, mi ángel de la guarda,
mi protectora divina, mi guía espiritual,
mi amiga fiel, mi confidente,
mi luz en la oscuridad.

Eres mi fuerza en las debilidades,
mi paz en los momentos de temor,
mi alegría en los días de sol,
mi consuelo en las lágrimas.

Gracias por tu amor incondicional e infinito,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por ser mi madre, mi amiga y mi gran bendición.

Madre, mi maestra

Madre, mi maestra,
mi guía sabia, mi consejera,
mi protectora, mi amiga,
mi fuente de amor y de luz.

Eres mi voz en el silencio,
mi luz en las tinieblas,
mi paz en los momentos de temor,
mi alegría en los días de felicidad.

Gracias por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tus consejos y tus palabras de sabiduría,
por tu amor incondicional e infinito,
por ser mi madre, mi guía y mi gran tesoro.

Madre, mi confidente

Madre, mi confidente,
mi amiga fiel, mi consejera,
mi protectora, mi guía,
mi luz en los caminos oscuros.

Eres mi paz en los momentos de temor,
mi alegría en los días de sol,
mi consuelo en las lágrimas,
mi fuerza en las debilidades.

Gracias por tu amor incondicional e infinito,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por ser mi madre, mi ángel y mi gran bendición.

Madre, mi amiga

Madre, mi amiga,
mi confidente, mi compañera,
mi protectora, mi guía,
mi luz en los caminos difíciles.

Eres mi alegría en las risas,
mi consuelo en las lágrimas,
mi voz en el silencio,
mi fuerza en las debilidades.

Gracias por tu amor incondicional e infinito,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por ser mi madre, mi guía y mi gran tesoro.

Madre, mi fuente de amor

Madre, mi fuente de amor,
mi inspiración divina, mi razón de ser,
mi protectora, mi guía,
mi alegría en los días de sol.

Eres mi escudo en las batallas,
mi luz en las tinieblas,
mi voz en el silencio,
mi consuelo en las lágrimas.

Gracias por tu amor incondicional e infinito,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por ser mi madre, mi guía y mi gran bendición.

Madre, mi estrella brillante

Madre, mi estrella brillante,
mi luz divina, mi guía espiritual,
mi protectora, mi amiga,
mi cálida luz en el camino.

Eres mi paz en los momentos de temor,
mi alegría en las risas,
mi consuelo en las lágrimas,
mi fuerza en las debilidades.

Gracias por tu amor incondicional e infinito,
por tus cuidados y tus enseñanzas,
por tu paciencia y tu sabiduría,
por ser mi madre, mi guía y mi gran tesoro.

Madre, mi ángel celestial

Madre, mi ángel celestial,
mi protectora divina, mi guía espiritual,
mi confidente, mi amiga,
mi fuente de amor y de luz.

Eres mi fuerza en las batallas,
mi voz en el silencio,
mi paz en los momentos de dolor,
mi alegría en

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información